La esposa del diputado Juan Requesens, Oriana Granati, señaló este miércoles que ni sus hijos ni ella han podido ver a su esposo en la sede de El Helicoide, en Caracas.

Asimismo, indicó en declaraciones a los medios que tienen 43 días sin tener contacto y agregó que ha estado “abocada a sus hijos por su seguridad“.

Destacó que los abogados están haciendo todo lo posible, dentro del marco legal, para poder hablar con el parlamentario. “Mi hijo pequeño, tiene un año y no sabe nada. Mi hija mayor, tiene 3 años, por cientos ambos cumplieron años y Juan no pudo estar. Mi hija lo que hace es preguntar por él todo el día. Es increíble la falta que él le hace“, sumó.

Manifestó que le cuentan a la hija del diputado que “está trabajando. Es parte para nosotros ese es su trabajo, le tocó la mala parte de luchar y pensar diferente a este régimen”.

Precisó que denunció en el Ministerio Público cómo el Gobierno “viola los derechos de sus hijos al negarle ver a su padre“.

 

Comments

Comments are closed.