El incremento salarial anunciado por el presidente Nicolás Maduro generó inquietud en el sector empresarial, ante las dificultades de las empresas para cubrir los nuevos salarios.

Maduro anunció que el Gobierno asumiría el diferencial en el pago de las nóminas de pequeñas y medianas empresas por 90 días… ahora la gran pregunta es que pasará en el día 91.

Para optar por el subsidio las empresas se registraron en el portal del sistema Patria, aunque los trabajadores también pueden presentarse individualmente para recibir los pagos correspondientes al salario mínimo, el cual se empezó a cancelar en partes.

“La Gaceta no aporta mayores detalles sobre las condiciones del “subsidio” (…) La escala salarial y la meritocracia son temas que preocupan a los empleadores”, señala el diario 2001.

Muchos trabajadores aún tienen dudas de que pasará con la empresa cuando se acaben los 90 días de subsidio. Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación Venezolana de Industrias (Conindustria), aseguró que “en materia económica, el impacto que tendrá la medida de un aumento salarial de BsS 1.800 en el entorno económico actual, revela la posibilidad cierta de un masivo cierre de pequeñas, pero también de grandes empresas, ante la imposibilidad de honrarlos”.

Por otro lado, la presidenta de Consecomercio, María Carolina Uzcátegui, dice que el 40% de los comercios venezolanos cerraron luego del anuncio de las medidas económicas del Gobierno, mientras otros “ostentan al frente de sus negocios letreros que dicen liquidación total y otros te dicen que siguen a la expectativa, y no saben qué va a pasar”.

Según 2001, en un estudio de calle de 25 encuestados, “7 de ellos manifiestan que la empresa se adhirió al subsidio y les están pagando, 5 indicaron que se inscribieron individualmente (sólo uno de ellos dijo que recibió el pago), los 6 restantes manifestaron que no se han inscrito y no desean hacerlo, entre ellos uno que afirmó desconocer el mecanismo. Otros siete que no quisieron indentificarse “por temor a represalias”, manifiestan dudas sobre la estabilidad laboral una vez vencido el compromiso asumido por el Gobierno”.

César Gómez, un mototaxista caraqueño, le explicó al medio que se inscribió por la página: “No por la empresa, Asociación Cooperativa Moto Línea Caracas. Tengo mi carnet desde el 2017. No he recibido el pago, lo hice apenas dijeron”. Su colega, Jesús Tovar, si recibió un pago de 600 soberanos y otro de 180 soberanos.

Por otra parte, el señor Luis Prieto, dijo que la empresa en donde trabaja se adhirió al subsidio y aseguró haber recibido regularmente las dos cuotas del salario.

Comments

Comments are closed.