Nacho no tiene ninguna intención de visitar el restaurante de Salt Bae en Brickell, según dijo en un contacto telefónico con una emisora radial en Miami.

Resulta que al cantante venezolano le hicieron una broma de la emisora 94.9 en la que una mujer se hizo pasar por una trabajadora del local de Nusret Gökçe, invitándolo a comer a lugar, justo dos días después del agasajo del presidente Nicolás Maduro en Turquía.

“Yo no tengo ninguna intención de aceptar ninguna invitación a ningún restaurante de ese señor. Esa persona que él recibió está destruyendo a mi pueblo y haciéndole daño a millones de venezolanos”, respondió molesto el artista y colgó el teléfono inmediatamente.

Comments

Comments are closed.