El ultraderechista Jair Bolsonaro y Fernando Haddad, sucesor del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato por el Partido de los Trabajadores (PT), ganan apoyos y se posicionan como los dos grandes favoritos para las elecciones del 7 de octubre, según un sondeo divulgado hoy.

De acuerdo con la encuesta, elaborada por el Instituto Ibope, Bolsonaro, que permanece hospitalizado tras ser apuñalado durante un mitin, mantiene su liderazgo con un 28 % de los apoyos, dos puntos más que la anterior divulgada la semana pasada.

Le sigue el exministro y exalcalde de Sao Paulo Haddad, quien obtendría un 19 % de las simpatías con un expresivo crecimiento de once puntos con respecto a hace siete días, cuando le atribuían un 8 % de las intenciones de voto.

Haddad viene experimentando una tendencia alcista desde que el pasado 11 de septiembre fuera oficializado como candidato presidencial del PT después de que Lula, preso por corrupción, desistiera de concurrir en los comicios tras ser inhabilitado por la Justicia Electoral por una condena en segunda instancia.

Los dos candidatos, fiel imagen de la polarización que vive la mayor economía de Sudamérica, son además los dos más rechazados por los electores: un 42 % de los entrevistados manifestó que no votaría de “ninguna forma” en Bolsonaro, mientras que un 29 % declaró lo mismo de Haddad.

Por detrás figuran el laborista Ciro Gomes, que mantiene el 11 % de los apoyos; el socialdemócrata Geraldo Alckmin, que baja del 9 % al 7 %; y la ambientalista Marina Silva, ahora en quinto lugar con un 6 %, tres puntos que la semana pasada.

Más lejos se sitúan el senador Alvaro Dias, de Podemos; el banquero Joao Amoedo, de Novo; y el exministro de Hacienda Henrique Meirelles, todos ellos con un 2 %.

Para la elaboración de la encuesta, encomendada por TV Globo y el diario ‘O Estado de Sao Paulo’, Ibope entrevistó a 2.506 personas de 177 municipios brasileños entre el 16 y hoy 18 de septiembre.

De confirmarse esos resultados, Bolsonaro y Haddad empatarían en una eventual segunda vuelta al conseguir cada uno de ellos un 40 % de los apoyos, de acuerdo con el sondeo, que tiene un margen de error de dos puntos.

Bolsonaro, firme defensor de la dictadura militar que imperó en Brasil entre 1964 y 1985 y de la liberación de la venta de armas, empataría también con Alckmin, ambos con un 38 % de las simpatías, perdería contra Ciro Gomes (39 % – 40 %) y ganaría a Marina Silva (41 % – 36 %).

El aspirante ultraderechista permanece internado en la unidad de cuidados semiintensivos de un hospital de Sao Paulo sin previsión de alta, pero con una “evolución clínica satisfactoria” y una “buena respuesta al tratamiento realizado hasta el momento”, según el boletín de este martes.

Bolsonaro fue apuñalado el pasado día 6 de este mes por un hombre cuando era llevado a hombros durante un acto de campaña en el municipio de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais (sudeste).

La estocada le produjo “graves lesiones” en los intestinos grueso y delgado que le han obligado a pasar dos veces por el quirófano, la última el pasado 12 de septiembre, en un procedimiento de emergencia que le obligó a volver a la alimentación por vía intravenosa.

EFE

Comments

Comments are closed.