El canciller de la República Oriental del Uruguay, Rodolfo Nin, rechazó, este martes, las declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, por lo que aseguró que en el país charrua se detesta la palabra “intervención”.

En este sentido, el canciller subrayó que el rechazo a toda injerencia fue manifestado por el país suramericano “hace 50 años” durante su participación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas mientras sucedía la intervención de República Dominicana.

“Me parece que lo que ha planteado Almagro es absolutamente contrario a la vocación nacional, si hay alguna palabra que Uruguay detesta es intervención”, sostuvo el canciller.

Asimismo, señaló que le llamó “poderosamente la atención” que el uruguayo Almagro, quien ejerció como canciller durante el Gobierno de José Mujica (2010-2015), realice este tipo de planteamientos.

Nin Novoa señaló que lo única consecuencia que trae la intervención “sangre y de muerte”.

Durante una visita oficial a Colombia, el secretario general de la OEA aseguró que “en cuanto a intervención militar para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, creo que no debemos descartar ninguna opción“. Aunque, posteriormente, manifestó que sus palabras fueron malinterpretadas y que su objetivo es detener la violencia dentro del marco del sistema de derecho internacional público.

Partidos uruguayos piden la destitución de Almagro

El pasado lunes el Secretariado Ejecutivo de la coalición de izquierdas que gobierna Uruguay, el Frente Amplio (FA), rechazó las declaraciones de Almagro, mientras que el Partido Comunista, que también integra al oficialismo, pidió la expulsión del secretario general de la OEA de la agrupación política.

Por su parte, Almagro, remarcó este martes a la emisora local Océano que tanto él como la OEA condenan la “ilegitimidad de cualquier acción armada que se dé en el continente o fuera de él”.

Consultado sobre las críticas que surgen desde el oficialismo, agrupación que integró mientras tuvo actividad política en Uruguay, Almagro aseguró que no le “preocupan” y que quienes lo acusan de golpista son “justamente quienes defienden a la dictadura de Venezuela”.

“¿Eso es lo que están defendiendo? No sean ridículos, no sean imbéciles“, señaló. EFE

Comments

Comments are closed.