La campaña internacional contra Venezuela, los planes con Pdvsa, un nuevo satélite en convenio con China y su reciente polémica durante su visita al restaurante del reconocido chef turco Nusret Gökçe, fueron algunos de los temas que abordó el presidente de la República, Nicolás Maduro, en una rueda de prensa con medios nacionales e internacionales desde el Palacio de Miraflores, al oeste de Caracas.

En ese sentido, Maduro informó que este martes llega a Venezuela el presidente ejecutivo de la empresa china CNCP, para elevar la producción petrolera y dice que espera duplicar la producción de Pdvsa para el 20 de agosto de 2019.

“Una mafia muy corrupta al frente de Pdvsa dañó la moral y la capacidad de trabajo, destruyó desde el punto de vista operativo y tecnológico nuestra principal industria, pero con el nombramiento de Manuel Quevedo se ha iniciado el proceso de recuperación. Yo he puesto el término de un año (del 20 de agosto de 2018 – 20 de agosto de 2019) para llegar al doble de la producción petrolera que hoy tenemos. En ese período nosotros debemos cumplir grandes metas, una de ellas en un millón de barriles para China”, dijo.

Apuntó que Venezuela tiene varios frentes de trabajos, entre ellas las inversiones chinas, rusas, europeas y estadounidenses, así como la inversión nacional y el apoyo de los trabajadores: “Vamos a crecer y lograr una verdadera nueva Pdvsa honesta y roja rojita (…) lo vamos a hacer con espíritu revolucionario, socialista y verdaderamente chavista. Ahora Pdvsa si va a ser chavista, en el espíritu, la moral y la honestidad, sé lo que estoy diciendo (…) el que está prófugo por allá lo vamos a tener preso muy pronto, ya verán”.

Campaña contra Venezuela

“Hay que ver la campaña gigantesca y única contra Venezuela en todas las agencias internacionales y en las redes sociales (…) pero la verdad del país debe ser defendida. Venezuela sufre por estas campañas, en las finanzas internacionales cuando nos persiguen las cuentas, y sufren los venezolanos que se han ido a otros lugares donde los golpean y esclavizan”, señaló.

En ese orden de ideas, aseveró que estas campañas “envenenadas” buscan, según analistas, intervenir a Venezuela “por cualquier vía”, pero manifestó que “esto es inviable, nuestro país no va a ser intervenido por nadie, ni hoy, ni mañana, ni nunca”.

“Como nos atacan y nos amenazan, hemos desarrollado una capacidad superior, porque hemos aprendido a nadar con la corriente (…) A Venezuela no la intervendrá nadie, tenemos la capacidad para resolver nuestros asuntos internos, para afrontar ataques económicos, diplomáticos, mediáticos y políticos”, indicó.

La migración

A su juicio, la migración es la “última crisis que le han creado” a Venezuela: “Si van a hablar de eso todos van a decir la misma cifra. Fuente no identificada de ACNUR afirma que se han ido 50 millones de venezolanos y todos repiten lo mismo que salen huyendo por el Puente Simón Bolívar a Cúcuta”.

“Así por el estilo combinan mentiras abiertas, medidas verdades, manipulaciones en un proceso de inquisición mediática general, antes las llamábamos terrorismo mediático, pero eso se queda corto”, dijo.

Otro satélite

Asimismo, el jefe de Estado anunció el lanzamiento de un cuarto satélite, llamado Guaicaipuro, tras un nuevo convenio con China, al tiempo que afirmó que permitirá mejorar las telecomunicaciones del país.

“El nuevo satélite de telecomunicaciones será ultra moderno, ya vi las especificaciones técnicas y los servicios de internet, telefonía y televisión. Venezuela podrá tener su propia red social, por ejemplo, sustentado en su satélite Guaicaipuro y además va a permitir articular a más nivel todo el servicio de internet que Venezuela necesita seguir mejorando”, resaltó.

Destacó que la visita a la República Popular China ha sido la más importante: “Apoyo y solidaridad es lo que recibimos en cada mesa de trabajo. Firmamos 28 acuerdos en materia de petróleo, minería, industrias básicas y producción de medicamentos. Contamos con el apoyo de China para el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica. Además, estamos invitados a la Feria de Comercio Mundial de Shangai prevista del 5 al 10 de noviembre y llevaremos toda la oferta exportable de Venezuela”.

Los descalificativos a Almagro

El primer mandatario tildó de “basura” al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro: “A este señor ni lo ignoro, él ya está en el basural de la historia”.

“Venezuela es un país que se hará respetar frente a basura como estas, siempre haremos respetar a nuestra tierra. Yo solo le diría a esa basura que si dice que a Venezuela hay que invadirla, prepare su fusil y aquí lo esperamos”, dijo.

Diálogo con EEUU

Nicolás Maduro aseveró que si el gobierno de Estados Unidos quisiera, en algún momento, establecer diálogos de “comunicación fluida, respetuosos, para una cooperación entre gobiernos, a pesar de las diferencias, yo estaría dispuesto para hacerlo el día que sea y a la hora que sea”.

“Este mundo está para la paz y el diálogo, aunque no ha habido contacto de ningún tipo entre el gobierno de EEUU y el de Venezuela. Los únicos contactos fluidos y permanente que hemos tenido es con el encargado de negocios de la Embajada norteamericana en el país, mientras nuestro viceministro para América del Norte tiene contacto con el Departamento de Estado, pero hasta allí”, afirmó.

“Vida intachable”

Maduro apuntó que muchos aseguran que es un “dictador”, sin embargo, aclaró que él tiene “una vida intachable en lo democrático”.

“Este obrero que está aquí, ha ganado elecciones sindicales, estudiantiles, comunales, que fue diputado varias veces y que ha sido presidente electo y reelecto y que tiene una vida intachable en lo democrático y en su vida personal es un dictador. Claro, si Nicolás Maduro es un dictador todo se vale contra él, las mentiras, el desprecio, el odio y la muerte”, comentó.

La visita a Nusret Gökçe

Ante su reciente visita al restaurante del reconocido chef turco Nusret Gökçe, apodado como Salt Bae, Maduro aprovechó para explicar nuevamente que fue una invitación.

“Camarada Nusret pronto vuelvo a Estambul para que nos volvamos a ver. Gracias por los regalos que me diste. Recorrimos su local y recibimos su atención personalizada porque Venezuela tiene muchos amigos en el mundo que es famosísima. Yo a él no lo conocía y nos dimos como 100 abrazos“, dijo.

Además contó que el famoso chef lo acompañó a un museo ubicado en el mismo sitio: “Allí habían piezas de hace más de 700 años, es más me senté en una silla de un sultán, ahora me llaman el ‘sultán Maduro'”, expresó al tiempo que acotó que aprendió la “técnica” de Salt Bae y “al escuálido que quiera lo puedo invitar”, bromeó.

Comments

Comments are closed.