Como sal en la herida. Así de dolorosa e indignante resultó la visita del presidente Nicolás Maduro al afamado restaurante Nusr-Et, del chef turco Nusret Gökçe, mejor conocido como Salt Bae, quien divulgó videos de la cena que mantuvo el mandatario junto a su esposa Cilia Flores, en una parada que hicieron en Turquía antes de regresar a Venezuela.

Las críticas y reclamos no se hicieron esperar en las cuentas de Instagram y de Twitter del extravagante chef, quien cuenta con una cadena de steak houses en todo el mundo y que el costo promedio de una comida en el lujoso restaurante de carnes (un producto casi imposible de conseguir en Venezuela) puede costar entre los 70 hasta los 600 dólares.

Maduro quiso salir al paso de esta polémica al decir, en cadena de radio y televisión, que atendía una invitación con autoridades turcas. Pero los videos revelaban que el presidente y su esposa fueron atendidos con grandes piezas de carne e incluso un habano al final de la cena.

Pero el mandatario venezolano no es el único personaje que visita el famoso restaurante de carnes, también lo han hecho Cristiano Ronaldo, Rihana, David Beckham, Drake, Naomi Campbell, Leonardo Di Caprio y hasta Maradona, quien visitó su restaurante en marzo de este año, según se puede ver en la cuenta de Instagram de Salt Bae.

Pero, ¿qué hay detrás de este afamado turco que, con su llamativa forma de preparar la carne y de su inconfundible forma de espolvorear la sal, ha logrado cautivar el paladar de los más famosos?

Salt Bae es de origen kurdo y proviene de una familia de escasos recursos, por lo cual Salta Bae dejó la escuela en sexto grado y se dedicó a trabajar como ayudante en una carnicería.

Años después se dedicó a recorrer el mundo y a trabajar gratuitamente en varios restaurantes, a cambio de la experiencia, según una reseña de la revista Gourmet de México.

Su primer restaurante lo abrió en 2010 en su natal Turquía. Cuatro años más tarde abrió otro en Dubai y, en 2017 empezó a operar en Abu Dhabi. En ese año, un video de Salt Bae se hizo viral por su particular y única forma cortar y preparar un ottoman steak y lo transformó en un ícono de la gastronomía y la cultura pop.

Actualmente el chef turco posee una cadena de restaurantes en ciudades importantes como Estambul, Dubai, Abu Dhabi, Miami, New York y Doha.

En su cuenta de Instagram @nusr_et tiene cerca de 16 millones de seguidores y en su cuenta de Twitter un poco más de 300 mil, en los que publica a menudo videos e imágenes de sus extravagancias. Por ejemplo, un corte de carne bañado en oro de 24 quilates, o la preparación de una hamburguesa gigante a la que le baña en queso desde un segundo piso. A él le gusta rebasar los límites.

En sus restaurantes, Salt Bae es muy estricto y meticuloso a la hora de escoger la carne, según VICE que publicó una entrevista con el chef y sus empleados en 2017.

Nosotros tenemos nuestros propios animales y el señor Nusret escoge solo la carne más fina. De 5 toneladas, él escoge un poco más de 100 kilogramos para servir en nuestro restaurantes”, contó un empleado del famoso restaurante en Estambul.

“Estamos buscando la mejor calidad absoluta y si compramos carne en otro lugar, tal vez no sería lo suficientemente bueno”, agregó.

Según una revista turca, Salt Bae nunca toma días libres y trabaja 18 horas al día.

Su fama también ha llegado incluso al campo de fútbol. El jugador inglés de fútbol Danny Welbeck celebró un gol replicando la forma de espolvorear la sal que realiza el chef turco cuando prepara la carne.

El presentador inglés James Corden, del programa de entretenimiento Late Late Show también dedicó un segmento en 2017 a elogiar a Salt Bae.

Pero no todo es elogios para este excéntrico chef. Él también ha sido el centro de polémicas y críticas por sus publicaciones en redes sociales.

En noviembre de 2016, el chef colgó una fotografía en la que aparecía vestido con una boina negra con el logo de su restaurante, Nusr-et Steakhouse, y un puro en la mano. Detrás podía verse una fotografía en blanco y negro de Fidel Castro fumando un puro. 

Ante la polémica desatada, el chef se vio obligado a borrar la fotografía. Lo mismo ha ocurrido con los videos que había publicado de la visita de Maduro, las cuales ya no están en sus redes sociales. Sin embargo, en algunos de sus publicaciones se pueden ver comentarios negativos e insultos hacia el chef turco.

Comments

Comments are closed.