El gobierno de Donald Trump recortó este lunes por segundo año consecutivo la cuota de refugiados que recibe en su territorio, estableciendo el máximo de 30.000 personas para el próximo año fiscal.

Este nuevo limite es inferior a la cuota de 45.000 para el año fiscal que termina el 30 de septiembre, pero es superior al número de refugiados instalados el año pasado, una cifra estimada por debajo de las 21.000 personas. “La mejora de la política de refugio de esta administración sirve al interés nacional de Estados Unidos y expande su capacidad de ayudar a quienes lo necesitan en todo el mundo”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo. AFP

Comments

Comments are closed.