Un joven venezolano de 18 años de edad, decidió acabar con su vida en el municipio colombiano de Cúcuta en el departamento Norte de Santander. Silvio Guzmán López Balza, tenia seis meses viviendo en el vecino país, donde trabajaba como recolector de basura.

Según contó su pareja, con la que inició una relación desde su llegada al barrio 28 de Febrero donde arrendó una habitación, que Balza venía presentando, desde hace días atrás, una fuerte depresión y no encontraba consuelo en sus palabras de aliento. “Muchas veces hablada de la cercanía con la muerte o de pactos de amor en otra vida”.

La ocañera de 30 años y madre de dos hijos, comentó al diario la Opinión de Cúcuta que el joven tampoco escuchaba los consejos de su padre y de dos de sus siete hermanos, quienes llegaron a Cúcuta buscando un mejor futuro.

“Le pregunté si debía plata y dijo que no. En Colombia estaba muy a gusto. Él no tenía vicios, ni nada. No sabemos por qué la depresión”, señaló la pareja, quien ya convivía con Silvio en una pieza arrendada.

La mujer, quien trabaja en un restaurante, indicó que la noche del sábado realizaron una reunión familiar para celebrar las quince primaveras de una de sus sobrinas, “cuando al llegar a la casa él (López Balsa) me abrazó y me dijo que estaba muy aburrido. Entonces, le pregunté si había peleado con su papá o su mamá (quien reside en Venezuela) o con alguien y como siempre me contestó que no (…) En medio de la fiesta, varias veces me repitió que no lo dejara solo”, recuerda, a lo que agregó que varios de los invitados lo notaron extraño.

La muchacha comentó que se fueron a dormir cerca de las dos de la mañana y que le dijo “Te amo mucho y no me olvides. Aunque esté en otra vida, yo te amaré”, a lo que añadió que tras ella quedarse dormida él aprovechó para salir de la habitación y se subió en la platabanda de la casa. Luego, se suspendió de una cuerda.

A las 5:30 de la mañana, el dueño de la vivienda fue el primero en darse cuenta de lo ocurrido y enseguida  fue a llevarle la noticia a la mujer sobre el fatal desenlace de su ser querido. Para su sorpresa, ella pensaba que Silvio aún estaba acostado a su lado.

El domingo, la pareja tenía planeado irse a bañar a un río. “También queríamos montar un negocio o ir a trabajar a una finca. No sé qué le pasó”, finalizó la mujer en medio del desconsuelo.

Unidades de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta practicaron el levantamiento y llevaron el cadáver a la morgue del Instituto de Medicina Legal. Tres casos de suicidio se han registrado esta semana en Cúcuta.

Comments

Comments are closed.