El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, rehusó hoy valorar las declaraciones del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero sobre Venezuela por considerar que la mediación que lleva a cabo es a título “estrictamente personal” y no representa al Gobierno de Madrid.

Borrell respondió así al ser preguntado en Madrid en rueda de prensa por las declaraciones de Rodríguez Zapatero en las que culpa de la “intensificación” del éxodo venezolano a las sanciones económicas impuestas por EE.UU.

“El señor Zapatero está haciendo una labor de mediación a título estrictamente personal y no representa al Gobierno español, como tampoco lo representa el señor (Felipe) González”, declaró Borrell.

Así el ministro subrayó que Zapatero “ha conseguido éxitos notables en el terreno de liberación de presos políticos”, pero ha añadido que el Gobierno de Pedro Sánchez “no va a comentar sus puntos de vista, ni sus posiciones porque son suyas, particulares y privadas”.

Borrell recordó que el Ejecutivo español ha aprobado sanciones contra dirigentes venezolanos “pero es muy cuidadoso en materia de sanciones que puedan afectar a la población”, una afirmación que se ha apresurado a precisar está “dicho de forma general, pero no es un comentario a las declaraciones del presidente Zapatero”.

“Así pues, tomo nota de ellas, pero no las voy a comentar más”, concluyó.

En una entrevista con Efe tras participar en un foro en la ciudad brasileña de Sao Paulo el pasado día 15, Zapatero dijo que, “como siempre ocurre con las sanciones económicas que producen un bloqueo financiero, quien en definitiva en ultima instancia lo paga no es el Gobierno sino los ciudadanos, es el pueblo. Esto debería dar lugar a una cierta reflexión” y “consideración”.

La ONU calcula que hasta junio pasado al menos unos 2,3 millones de venezolanos han salido de su país por la crisis política, social y económica que atraviesa Venezuela y se han dirigido principalmente a Colombia, Ecuador, Perú y Brasil.

“Pero debo decir que en la intensificación en el crecimiento en los últimos tiempos de esa emigración a otros países tienen mucho que ver las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos y que se han sido respaldadas por algunos gobiernos”, insistió el expresidente del Gobierno español.

El Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha negado que exista una crisis migratoria en la región e incluso un importante líder chavista como Diosdado Cabello declaró que los venezolanos que han emigrado en los últimos años lo hicieron por “moda” y porque “parecía que daba estatus”. EFE

Comments

Comments are closed.