El exembajador de Venezuela ante la ONU, Rafael Ramírez, criticó este domingo los recientes acuerdos firmados por el presidente Nicolás Maduro con China.

“Maduro va a China, de manera apresurada, a firmar nuevos compromisos en el sector petrolero, que no se atreven a revelar, porque sigue la privatización de PDVSA, el remate de los activos de todos los venezolanos. Es como la entrega de los campos petroleros a las empresas privadas o la entrega del gas de la Patria a las trasnacionales que operan en Trinidad y Tobago: todo se hace de espaldas al país, sin dar razones ni explicarle a nadie.¡”, comentó en su columna dominical publicada en Aporrea.

A juicio del exembajador petrolero, la firma de la venta de más del 9,9% de participación de Pdvsa en la empresa mixta PetroSinovensa significa que Maduro continúa “privatizando” Pdvsa. “Desprenderse de participación accionaria en PetroSinovensa no es más que una venta de Pdvsa a la CNPC de China. ¡Es su privatización!, por eso los chinos dan recursos, porque pagaron por la compra de su pedazo de Pdvsa”, expuso.

“Todo esto es ilegal, no se consulta a la Asamblea Nacional, ni a la Asamblea Nacional Constituyente, ni a nadie, no les importa, no se informa sobre los términos, condiciones o los montos. Se llevan por delante nuestra Ley Orgánica de Hidrocarburos, la Constitución y a Chávez con su oposición radical, hecha a viva voz, a la privatización, de cualquier forma y de cualquier filial de Pdvsa”, aseveró.

“Si la dirigencia chavista, o los partidos revolucionarios, no quieren asumir su responsabilidad, entonces harán el triste papel de ser el soporte político de la nueva élite, del nuevo pacto entreguista de la Patria y restauradora del pasado, que se ha entronizado en el poder”, remató

Comments

Comments are closed.