Este lunes 17 de septiembre se dará inicio a un nuevo período escolar en al menos 6.442.269 planteles de educación oficial con un total de 7.644.869 estudiantes en curso en todo el ámbito nacional, reflejando un incremento del 16,37% en relación al período 2017-2018, según palabras del Ministerio de Educación.

No obstante, la cifra ofrecida por el ente público difiere de la suministrada por el ex Ministro de Educación, Elías Jaua, quien el pasado 11 de julio, reveló una baja de 869 inscritos menos para este año en curso.

“La cifra actual del ministerio es poco creíble y absolutamente irresponsable, porque no se ha realizado el operativo de apertura del año escolar, que debió iniciarse en junio, como cada año, mediante el cual permite conocer las condiciones de las escuelas, el número de educadores y de la matrícula”, señaló el coordinador de la ONG Memoria Educativa, Luis Bravo Jáuregui.

En este sentido, el profesor Tulio Ramírez también aseveró que el cierre de planteles privados es otro índice que no ha sido bien reflejado por la entidad, puesto que el reciente aumento de sueldo estipulado por el mandatario, Nicolás Maduro, podría volver insostenible el mantenimiento de algunos centros de educación.

“Ya no se sabe si el colegio abrirá o, en el caso de la oficial, si la escuela estará en buen estado o si habrá el PAE, porque ya este programa es insostenible, o si habrá docentes suficientes, o agua o electricidad, entre otros servicios. La educación en Venezuela se está haciendo inviable y ya no es motivo de alegría, sino más bien de preocupación para las familias”, afirmó el profesor.

En el caso de las instituciones privadas, el costo de las matriculas se ha visto incrementado considerablemente, pues el director de la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Privada, Fausto Romeo, expresó, según lo reseñado por El Nacional, que hay incertidumbre sobre el monto de la cuota de escolaridad, debido a que aún evalúan el impacto del aumento de los salarios por decreto presidencial en las escuelas, en medio de la acelerada hiperinflación.

Asimismo, alertó el peligro de que al menos 400 colegios dejen de funcionar para este año escolar, debido a la falta de profesores, alumnos y condiciones sostenibles, en base a las nuevas matriculas.

“Lo que se calcula es que este año escolar la mensualidad será revisada cada 30 días y no cada 6 meses como en 2017, porque el ritmo inflacionario ya se come el aumento”, indicó por su parte un docente.

En la actualidad, ningún organismo conoce realmente el número de educadores de los sectores públicos y privados que han dejado sus cargos por mejores condiciones dentro o fuera del país, pero todos los planteles se preparan para llenar las ausencias, muchas veces reduciendo la calidad del estudio.

“¿Quién va a cubrir la educación inicial y la primaria?, no lo sabemos; eso se decidirá sobre la marcha buscando la mejor opción”, agregó Romeo, quien aseguró que en secundaria recurrirán a estudiantes de Educación y profesionales no docentes para asumir la formación del estudiante.

Comments

Comments are closed.