Los niños de países altamente desarrollados viven en promedio 19 años más y tienen siete años más de escolarización que los infantes de las naciones menos desarrolladas, revela un informe de las Naciones Unidas difundido hoy.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) anual indica que Noruega, Suiza, Australia, Irlanda y Alemania están al tope de la lista, con promedios de vida y escolarización más altos. El informe compara acceso a la educación, salud e ingresos.

Las estadísticas expresan la “tragedia de millones de personas cuyas vidas se ven afectadas por la desigualdad y las oportunidades pérdidas”, dijo el líder del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Achim Steiner.

Según los datos, un niño nacido en Noruega tiene hoy una esperanza de vida de al menos 82 años y unos 18 años de educación. En Níger, país que ocupa el último lugar en el ranking, la esperanza de vida está estimada en 60 años y unos cinco años de educación.

DPA

Comments

Comments are closed.