El huracán Florence, que se abatió con fuerza este viernes sobre una parte de la costa atlántica de Estados Unidos, representará una “amenaza importante” por las próximas 24 a 36 horas, advirtieron autoridades.

“Esto no es el final”, dijo Jeff Byard, responsable de la Agencia federal para el manejo de Eemergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

“Una amenaza importante persistirá durante las próximas 24 a 36 horas” en particular por el riesgo de fuertes lluvias, marejadas e inundaciones, agregó.

Florence tocó tierra a las 07H15 (11H15 GMT) en Wrightsville Beach, Carolina del Norte, con vientos máximos sostenidos de 150 km/h, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC), indicando que el huracán sigue siendo muy peligroso pese a haberse degradado a categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, que llega hasta 5.

Los meteorólogos lo describieron como una fuerza que se moverá lentamente, arrojando copiosas cantidades de lluvia sobre Carolina del Norte y del Sur, de hasta un metro en algunos lugares.

Brock Long, director de FEMA, instó a la población a tomarse muy seriamente la tormenta.

Florence, que se abatió con fuerza este viernes sobre la costa atlántica de Estados Unidos, está causando “estragos” en Carolina del Norte y amenazando a comunidades enteras, dijo el gobernador de ese estado, Roy Cooper.

Cinco estados costeros, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Georgia, Maryland y Virginia, así como la capital federal Washington DC, fueron declarados en estado de emergencia por Florence. AFP

Comments

Comments are closed.