Mediante un nuevo estudio que realizaron investigadores de la facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, se han logrado identificar los procesos genéticos que están detrás del envejecimiento de las células humanas, informó este jueves la página del mencionado centro educativo.

Dicha investigación arrojó que determinados genes y vías genéticas regulan los factores del “Splicing”, o empalme, que son un grupo de moléculas en nuestro cuerpo que dicen a los genes cómo deben comportarse. Estos genes y vías genéticas han demostrado que juegan un papel clave para el proceso de envejecimiento, según los investigadores.

Los especialistas comprobaron que al interrumpir las vías genéticas denominadas ERK Y AKT, que son responsables de emitir señales desde el exterior de la célula a los genes, se reduce la cantidad de células envejecidas.

“Estamos realmente entusiasmados por descubrir que la interrupción de procesos genéticos específicos puede provocar al menos una reversión parcial de las claves del proceso de envejecimiento en las células humanas”, explicó Lorna Harries, directora del estudio, reseñó Russia Today.

En este sentido, Harries acotó que este descubrimiento podría desempañar un rol importante en la creación de terapias destinadas a “mantenernos más sanos a medida que envejezcamos”.

“Nuestro objetivo final es ayudar a las personas a evitar algunas de las enfermedades causadas parcialmente por el envejecimiento de las células, como la demencia y el cáncer”, enfatizó la experta.

Cabe destacar que las vías ERK y AKT se activan repetidamente a medida que envejecemos.

Comments

Comments are closed.