El ministro de Defensa de Brasil, Joaquim Silva e Luna, señaló que intentó mantener “en secreto” la reunión que sostuvo con su par venezolano, Vladimir Padrino López.

Yo lo intenté esconder, fue estrategia mía, no sabía cómo iba a ser esa recepción, las relaciones diplomáticas con Venezuela están rotas, expulsaron a nuestro embajador”, dijo en una entrevista exclusiva al diario O Globo que fue reseñada por los medios Sputnik News y NTN24.

Sostuvo que la finalidad del encuentro fue más “bien hacer un viaje exploratorio, entender el ambiente, pero mantuve contacto con Itamaraty (la Cancillería) todo el tiempo“.

Destacó que a pesar de la ruptura diplomática entre Venezuela y Brasil, las Fuerzas Armadas de ambas naciones no han dejado el contacto. Manifestó que Padrino López le pidió ayuda porque “el país está pasando hambre“.

“Necesitan ayuda. El país está pasando hambre. Su diáspora está relacionada con el embargo económico que fue puesto allí dentro”, dijo al tiempo que recordó que la autoridad venezolana le comentó: “‘¡Quiero traer a mi gente de vuelta, no tengo nada más que hacer'”.

Ante eso, el ministro carioca le preguntó: “¿Necesitas ayuda? Él acepta todo“, refirió. Acotó que Padrino López admitió que la nación “no tiene dinero para alimentar a su pueblo”.

Él no tiene dinero para alimentar a su pueblo y admite que están saliendo por hambre. Él cita el embargo económico. No hay condiciones económicas para asegurar a las personas allí. No hay empleo, no hay trabajo”, apuntó.

Por su parte, Venezuela garantizó a Brasil no cortar el suministro de energía eléctrica en la zona fronteriza de Roraima.

Comments

Comments are closed.