La noche del 13 de septiembre de 2008 no estaba previsto, para el inicio del noveno inning, que Francisco Rodríguez lanzara para cerrar el encuentro de su equipo Angelinos de Los Ángeles contra Marineros de Seattle.

La carga de trabajo había sido fuerte a lo largo de la temporada y el caraqueño tenía 57 cierres efectivos, igualando la marca de Bobby Thigpen en 1990. Quedaba aún temporada y era cuestión de tiempo para que Rodríguez batiera el récord.

Lo más importante para el descanso de Rodríguez era que Angelinos estaba arriba 5-0 en la pizarra para el noveno episodio. Bajo esa condición no había oportunidad de rescate para “el Kid”, como ya era conocido. También tenía el mote de “K-Rod”.

Pero Marineros reaccionó anotando dos carreras y colocó dos hombres en base. Con el empate en el círculo de espera ya estaban dadas las reglas para que Rodríguez acudiera a la lomita para intentar sacar el último out, según reseñó Meridiano.

No le quedó otra a su mánager Mike Scioscia porque debía preservar la ventaja, obtener el triunfo y seguir rumbo a la postemporada, que traer a Francisco Rodriguez, que a la postre cumpliría con su equipo reteniendo la ventaja y quedándose con el quincuagésimo octavo (58) rescate de la campaña.

La campaña de Rodríguez terminó con 62 salvados y ese registro no ha sido superado hasta entonces. Por allí anda Edwin Díaz con 54 rescates y se le acerca, pero hacen falta oportunidades para tumbarla.

Comments

Comments are closed.