El número de fallecidos por el atropello intencionado que se produjo este miércoles por la noche de varios peatones en una plaza de la ciudad central china de Hengyang (provincia de Hunan) aumentó este jueves a once, según informó el oficial Diario del Pueblo.

El atacante, que fue detenido después de arrollar con su coche a varios peatones y luego atacar a los viandantes con una pala y un cuchillo, tiene antecedentes penales, y anteriormente había cumplido condenas por tráfico de drogas, alteración del orden público y por provocar lesiones intencionadas, dijo hoy la policía local.

Según el atestado policial, el atacante, apellidado Yang, de 54 años, actuó movido por un “deseo de venganza contra la sociedad”, lo que le llevó a cometer el mortal atropello, que ha ocasionado también 44 heridos, tres de los cuales se encuentran en estado crítico.

La policía ha designado equipos médicos especiales para asistir a los heridos en los hospitales y está haciendo “todos los esfuerzos para acelerar la investigación”.

Además, la Comisión Provincial de Salud ha enviado médicos especialistas a Hengdong, mientras que muchos voluntarios han acudido a los hospitales para donar sangre y ayudar en los trabajos de auxilio.

EFE

Comments

Comments are closed.