Un avión de la aerolínea europea Iberia tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Boston, en Estados Unidos, tras detectarse una falla en el motor.

Según reseñó el Canal 24h TVE, la aeronave realizaba el trayecto Nueva York-Madrid, cuando se presentó el inconveniente.

No obstante, los pasajeros tuvieron que bajarse del transporte y esperar dentro del aeropuerto norteamericano.

Mónica Sánchez, pasajera del vuelo, manifestó que les informaron el cambio de rumbo. “Vimos en las pantallas de los asientos que el avión perdió la mitad de la altitud y la mitad de la velocidad“, sumó.

Sostuvo que “fue una hora” de vuelo “muy angustiosa, de mucha preocupación, pensando si íbamos a llegar“.

Destacó que la aeronave tenía un mes y resaltó que en tantos años de profesión “nunca” le había pasado esto. Desconoce si hubo una explosión en el motor, pues no sintieron nada.

Aseveró que no les han dado ni comida ni bebidas a los pasajeros desde este martes, cuando ocurrió el incidente. “Hemos vivido momentos muy tensos porque los pasajeros estaban nerviosos y las chicas no tenían ninguna solución, solo se limitaban a decir que no sabían“, expresó.

“Nos mandan a Nueva York para salir desde el JFK, pero no sabemos cuándo ni a qué hotel nos llevan. Nosotros vamos para allá, pero hay gente que se ha quedado en Boston que no saben nada”, enfatizó.

54 de los 256 pasajeros volaron este miércoles directamente desde Boston hasta Madrid, mientras que otros hacia Lisboa, puesto que algunos tenían parada en esa ciudad europea. Otro grupo será trasladado nuevamente a Nueva York para que tomen un vuelo hacia España, publicó el diario El Confidencial.

 

Comments

Comments are closed.