Alfonso Mendoza Abreu, de 25 años de edad, mejor conocido como “Alca”, es un joven venezolano, sin piernas, que se gana la vida rapeando en las calles de Barranquilla Colombia.

Su condición genética se llama, génesis femoral, que se suscitó por un problema durante la gestación, y cuenta que a raíz de una depresión pensó suicidarse, hasta que escuchó un tema del rapero venezolano Canserbero, “Mañana será otro día”, “y esa canción me cambió la vida”, dijo.

Mendoza, quien nació en Maracaibo, estado Zulia, indicó que desde ese entonces, comenzó a componer las letras de sus canciones y, ahora, emigró a Colombia en búsqueda de un mejor futuro.

“Llegué hace ocho meses, por la situación país, y mi experiencia de vida ha sido ruda, porque es como querer comprarte un par de zapatos y no te los puedas comprar, pero querer es poder, y los límites se los pone uno mismo. Una persona completa no es aquello que lo está físicamente, sino una manera de ver la vida distinta. Yo trabajo como lo hace cualquier otra persona”, ratificó.

Actualmente se encuentra esperando una bebé con su pareja.

Con información de El Tiempo.

Comments

Comments are closed.