La mayoría de los países industrializados no combate o lo hace muy poco la corrupción en el negocio de la exportación, según un informe de la organización no gubernamental anticorrupción Transparencia Internacional presentado este miércoles.

La investigación, que se presentó en Berlín, se basó en una convención contra la corrupción en transacciones internacionales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), firmada en 1997.

Se evaluaron 44 países, que juntos conforman el 65 por ciento de las exportaciones mundiales y el 75 por ciento de la inversión extranjera directa.

Sólo siete de esos 44 países combaten activamente los sobornos de empresas o inviduos: Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Italia, Noruega, Israel y Suiza.

Hay 22 países que quedan especialmente mal parados en el informe, entre ellos China e India, que por primera vez fueron evaluados. Tampoco miembros de la Unión Europea como Bélgica, Polonia o Finlandia castigan a empresas que pagan sobornos en el exterior.

El estudio constató que los mayores progresos se percibieron en Israel y en Brasil, donde aumentó notablemente la penalización de la corrupción en transacciones internacionales desde el informe anterior publicado en 2014, mientras que en Canadá, Australia, Finlandia y Corea del Sur se detectó un deterioro de la implementación de las leyes anticorrupción. DPA

Comments

Comments are closed.