El nuevo año escolar parece convertirse en un verdadero dolor de cabeza para padres y representantes, pues los precios de la mayor parte de los materiales para los representados, suelen reflejar cifras estratosféricas fuera del alcance del bolsillo, incluso de poseer el “bono escolar” otorgado por el Gobierno.

Para estas fechas, los padres ya no solo realizan travesías para conseguir alimentos, sino también para conseguir los distintos elementos que integran las listas de útiles escolares, sin contar con el morral, los zapatos o el uniforme escolar.

A pesar de que algunos colegios han reducido sus exigencias, eliminando la medida obligatoria de poseer algunos libros y materiales, conseguir y comprar cosas tan sencillas como un cuaderno, se ha vuelto un verdadero golpe a la economía de una familia.

“Es un sacrificio para el regreso a clases. Entre sus padres y yo nos dividimos la lista para comprar los materiales. Entre todos nos ayudamos”, dijo Cecilia Guerrero, una abuela que asegura ya haber caminado gran cantidad de ferias escolares buscando ofertas, sin éxito alguno.

En sus manos llevaba lo que considera “esencial” entre los útiles solicitados por el colegio al que asiste su nieta, entre ellos, cuatro libretas, una caja de lápices, un sacapuntas y una caja de 12 colores.

Cabe recordar que como parte del programa de recuperación económica, el pasado 30 de agosto, el presidente Nicolás Maduro, anunció el “bono escolar”, un beneficio de BsS 200 que se otorgará solo a los ciudadanos que tengan carnet de la patria a partir del 3 de septiembre.

“Esto es para la atención directa de cuatro millones de niños que van a ser atendidos con uniformes, útiles escolares, libros, para que regresen a clases en las mejores condiciones”, indicó Delcy Rodríguez, vicepresidenta de la República por medio de una transmisión de Facebook Live, el día mencionado.

Sin embargo, a la hora de buscar y adquirir la lista escolar, podemos corroborar que este monto se ha vuelto insuficiente, y que en la actualidad, solo alcanza para cubrir, una libreta, un lápiz y un sacapuntas económico, según lo reseñado por El Nacional.

“Todo está más caro cada día. Llevo 150 millones sólo en la lista. Ahí no cuenta ni bolso ni uniforme”, explicó otra representante, que con la lista de útiles de su hija en la mano, camina las calles de Caracas buscando adquirir al menos parte de los materiales requeridos.

Hernández explicó al medio, que para adquirir los materiales de este año, decidió junto a su esposo vender las cosas del pasado año escolar y así reunir un poco de dinero.

El bono no alcanza ni para la cuarta parte de la lista escolar. Si las clases empezarán hoy, serviría para la merienda de una semana. Cuando comiencen, servirá para una galleta”, puntualizó.

Comments

Comments are closed.