Los presidentes de Rusia y China, Vladimir Putin y Xi Jinping, respectivamente, dejaron por un momento al lado la política, para cocinar tortillas de caviar y tomar algo vodka.

A margen de un foro económico en el Extremo Oriente de Rusia, los mandatarios pararon de discutir sobre sus relaciones económicas y sobre Corea del Norte, y, según las imágenes transmitidas por medios de comunicación, se puede ver a Putin y al Xi protegidos con delantales de cocina preparando canapés con caviar antes de hacer un brindis con vodka.

Comments

Comments are closed.