Al boxeador venezolano Yoel Finol se quedó con la medalla de plata en los 52 kgs de Río 2016 por reasignación del Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional tras la descalificación del peleador ruso Misha Aloian, que originalmente se había apuntado la plata en la categoría mosca, detrás del uzbeko Shahobiddin Zoirov y por delante de Finol y del chino Hu Jianguan.

La Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) tomó la decisión luego de que Aloian diera positivo por tuaminoheptane, un estimulante con propiedades de descongestionante nasal y vasoconstrictor. El resultado siguió a la actuación de Aloian en los Juegos Olímpicos de Río, pero el despojo de la medalla solo se confirmó de manera oficial cuando la Corte de Arbitraje del Deporte respondió negativamente a una apelación del peleador ruso, precisó el Comité Olímpico Venezolano (COV) en nota de prensa.

El boxeo venezolano obtiene así su primera medalla de plata olímpica desde 1980 y tercera de su historia.

Otros criollos, los integrantes del relevo 4×400 de atletismo, se vieron beneficiados también por una reclasificación, luego de la descalificación del equipo ruso que se había colocado quinto en Londres 2012. Esa reasignación de posiciones implica que la posta integrada por Alberth Bravo, Omar Longart, Alberto Aguilar y Arturo Ramírez pasa del séptimo lugar al sexto.

Tanto Finol como los integrantes de la posta larga deben retornar sus medallas y diplomas olímpicos, para que se proceda a la ceremonia de entrega oficial de los nuevos metales y posiciones, de acuerdo con el protocolo de reasignación.

El presidente del COV, profesor Eduardo Álvarez, se mostró satisfecho con la medida: “Es una forma de comprobar una vez más la importancia del juego limpio. Queda claro para aquellos que lleguen a finales y logren triunfos usando sustancias prohibidas, que al final siempre habrá procesos para decantar y hacer que queden expuestos al señalamiento de la sociedad”.

Comments

Comments are closed.