El presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, aseguró mediante su cuenta en la red social Twitter que el Gobierno de Nicolás Maduro entendió que su modelo de restricción cambiara “fracasó”, cosa a su juicio, tildó que no era ninguna sorpresa. Sin embargo, enfatizó que aunque el ejecutivo intente ahora una apertura “parcial” y “gradual” para suavizar costos, tampoco funcionará, por lo que aseveró que el final “está cantado”.

Asimismo, dijo que Venezuela está en un proceso de transición en el que el Gobierno se encuentra presionado a abrir un mercado cambiario. No obstante, señaló que el mismo intentará manipularlo para reducir el costo del ajuste.

En este sentido, puntualizó que el Ejecutivo tiene que evitar la tentación de fijar el tipo de cambio por debajo de la tasa de mercado, especialmente con restricciones de oferta de dólares, ya que esto presionará fuertemente al alza, por lo que “si cae en la tentación, lejos de lograr equilibrios, empeorará la crisis”.

Por tal motivo, explicó que para tener un mercado cambiario libre, los agentes económicos no pueden tener restricciones de cantidad para poder comprar o vender y la tasa no debe ser fijada por el Gobierno sino que debe fluctuar de la mano con el mercado, por lo que explicó que “sin esas condiciones básicas, es claro que permanecerá el mercado negro, pues ahí se transará lo restringido”.

De igual manera, sentenció que para entender si el mercado cambiario es libre o no, o si funciona o no, es irrelevante la denominación que use el Gobierno para describirlo.

“Para entender si el mercado cambiario es libre o no, funciona o no, es irrelevante la denominación que use el gobierno para describirlo sino la implementación que utilice para determinar el cambio. Si BCV recoge, sin manipulación, la tasa de mercado funciona. Sino, es más de lo mismo”, puntualizó.

Comments

Comments are closed.