El ex presidente de la cadena norteamericana CBS, Leslie Moonves, renunció a su cargo luego de que 12 mujeres lo denunciaran por acosos sexual.

Las mujeres sostuvieron, en su mayoría, que fueron obligadas por el ex presidente de la cadena televisiva a realizar “sexo oral” y argumentaron que cuando se negaron las amenazaba con destruir sus carreras. Aunque Moonves negó las acusaciones, reconoció que tres de los casos fueron relaciones consensuadas, según reseñó el portal web Infobae.com.

La escritora Jessica Pallingston, señaló que el ejecutivo se volvía hostil cuando esta se negaban a hacer los que él quería. La mujer recordó que Moonves le dijo que la podía ayudar con la escritura si ella hacia algo bueno por él. “Yo te puedo ayudar y si tu haces algo bueno por mí entonces yo podré hacer algo bueno por ti”, señaló. Pallingston agregó que lo que en realidad quería era acostarse con ella.

De igual manera, la escritora Linda Silverthorn, dijo que durante su estadía en la en Warner Bros, cuando era asistente de Moonves, este le propuso tener “una relación sexual a cambio de impulsar su carrera”.

Silverthorn destacó que no fueron solo mujeres en la industria del entretenimiento las que supuestamente fueron asaltadas sexualmente por Moonves.

“Las horribles acusaciones en este articulo no son verdad. Lo que sí es cierto es que tuve relaciones consensuales con tres de estas mujeres hace 25 años atrás, antes de trabajar en CBS. Nunca he usado mi posición para entorpecer las carreras de mujeres“, se defendió el ejecutivo.

Señaló que en sus 40 años de trabajo, nunca había escuchado tan perturbadoras acusaciones. “Sólo puedo presumir que han surgido ahora por primera vez, como parte de un esfuerzo concertado para destruir mi nombre, mi reputación y mi carrera“, afirmó.

Por su parte, la productora de televisión Christine Peters, señaló que Moonves trató de propasarse con ella durante una reunión de trabajo.

Peters, manifestó que cuando ella intentaba hacer una propuesta laboral, el ex presidente de la CBS se le sentó al lado en el sillón incomodándola y luego le metió la mano debajo de la falda, tocando su ropa interior.

En respuesta a las denuncias en su contra, Moonves reconoció que hubo momentos, en décadas atrás, cuando pudo haber hecho que algunas mujeres se sintieran incómodas por sus avances. “Esos fueron errores y estoy inmensamente arrepentido por ello. Pero siempre entendí y respeté y me he manejado conforme al principio que ‘no es no’ y jamás he utilizado mi cargo para dañar o interponerme en la carrera de otro”, agregó.

Comments

Comments are closed.