El Gobierno de Nicolás Maduro cedió a siete empresas de servicios el manejo temporal de campos petrolero mediante un acuerdo firmado en agosto en el Palacio de Miraflores.

Según la agencia Reuters, el acuerdo fue firmado a cambio de que las empresas le paguen al Estado un monto variable por barril si aumentan la producción.

De acuerdo con lo establecido, la petrolera estatal reconocerá a las empresas la inversión inicial, que estiman de unos 430 millones de dólares, y pagará “una tarifa”, declaró el 28 de agosto el ministro de Petróleo, Manuel Quevedo.

Sin embargo, las compañías no tendrían experiencia operando campos petroleros y deberán buscar apoyo técnico y financiamiento.

Comments

Comments are closed.