El gobernador de Carolina del Sur en EEUU, ordenó la evacuación obligatoria de la zona costera del estado ante la llegada del huracán Florence, sin embargo, gran cantidad de ciudadanos se han negado a acatar la orden alegando que no abandonaran sus propiedades y pertenencias.

De igual manera, uno de cada cinco ciudadanos de Florida se han negado a evacuar la zona, a pesar de que un huracán categoría cuatro este por impactar de forma devastadora en esa parte del país.

Los ocho condados que hay a lo largo de la costa comenzarán a evacuar a sus habitantes a partir del mediodía del martes, según precisó el gobernador, quien además informó de que se facilitarán accesos por carretera para permitir la salida de al menos un millón y medio de personas.

“Uno pensaría que después del huracán Harvey, el huracán Irma y el huracán María el año pasado más personas entenderían lo que está en juego”, dijo Craig Fugate, ex administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y ex jefe de la división de gestión de emergencias de la Florida, según lo reseñado por El Nuevo Herald.

Las oficinas estatales y las escuelas también cerrarán en 26 condados en la parte baja del estado y algunos colegios se utilizarán como refugios de evacuación, que se abrirán según sea necesario.

En Virginia, su gobernador, Ralph Northam, ordenó la evacuación de las 245.000 personas que viven en áreas del estado consideradas propensas a inundaciones antes de las 08.00 de este martes.

“Hago este anuncio ahora para dar tiempo para prepararse a los residentes, familias, escuelas y empresas”, dijo Northam ante la llegada prevista de Florence este próximo jueves a las costas estadounidenses, según lo reseñado por EFE.

“He escuchado casi todas las razones de por qué la gente no van a evacuar. La realidad es que los que evacuan tienen más opciones. Aquellos que se quedan atrás pudieran quedarse sin opciones y sin mucho tiempo”, aseveró el administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias.

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, solicitó en Twitter a los ciudadanos que sigan las indicaciones de las autoridades.

“Las tormentas en el Atlántico son muy peligrosas. Alentamos a cualquier persona en el camino de estas tormentas a prepararse y a prestar atención a las advertencias de los funcionarios estatales y locales. El Gobierno federal está supervisando de cerca y listo para ayudar. ¡Estamos con ustedes!”, alertó el mandatario.

Cabe destacar que el huracán, que subió de categoría 3 a 4 en un lapso corto de tiempo, se desplaza hacia el oeste con una velocidad de traslación de 13 millas por hora, seguido de otros dos huracanes, Helene, de categoría 2, e Isaac, de categoría 1, quienes continúan su avance por aguas del Atlántico sin representar peligro en tierra.

Comments

Comments are closed.