El político venezolano en el exilio, Diego Arria, consideró que la importancia de la reunión informal de la Organización de Naciones Unidas (ONU) está en la trascendencia comunicacional de las denuncias que allí se presentaron este lunes.

En este sentido, afirmó que “el Consejo de Seguridad de la ONU no hará mucho sobre Venezuela” porque Rusia y China “se opondrían incluso a cualquier declaración fuerte, crítica”. No obstante, destacó la importancia a la “documentación” que se divulgó sobre la “dimensión de la corrupción y terrorismo” del gobierno de Nicolás Maduro.

El subsecretario del Tesoro estadounidense, Marshall Billingslea, denunció en la reunión el “saqueo” cometido por las autoridades venezolanas en la industria petrolera y actualmente en los yacimientos de oro del país.

Por lo anterior, Arria consideró que la reunión “contribuye a afianzar y profundizar el conocimiento de la crisis venezolana”; y a difundir que “no habrá una solución convencional”.

A juicio del diplomático, la “salida” al caso venezolano pasa por “el poder de disuasión que tengan grandes naciones como Estados Unidos”, pero destacó que ninguna opción será posible “sin participación de las Fuerzas Armadas”.

Comments

Comments are closed.