Tras ocho visitas a la morgue y veinte “angustiantes” días de búsquedas, familiares de un hombre identificado como José Luis Rodríguez Vallenilla consiguieron su cuerpo en la medicatura forense de Bello Monte, en Caracas, luego de ser asesinado el pasado 23 de agosto en el sector Prado de María de El Cementerio, cuando se trasladaba a bordo de su moto.

En este sentido, Dionisia Vilera, quien era esposa de la víctima, denunció que desde su desaparición, varios familiares asistieron a la morgue de Bello Monte. Sin embargo, funcionarios le aseguraron que su pariente no se encontraba en el mencionado lugar hasta este martes.

Rodríguez Vallenilla, de 40 años, salió ese día a las 5:30 de la tarde de su trabajo en una venta de repuesto, ubicada en el sector La India de El Paraíso; en dicho momento, se ofreció a llevar a un compañero que trabajaba con él hasta su casa en El Cementerio. Tras dejar al hombre en su casa, el hombre salió a las 7:30 de la noche rumbo a su hogar, ubicada en el sector San Antonio de la Parroquia El Valle, reseñó Caraota Digital.

No obstante, según testimonios de algunos testigos de la zona, se pudo conocer que cuando el hombre se trasladaba por detrás de la iglesia La Milagrosa en Prado de María, éste fue abordado por unos sujetos aún por identificar y quienes sin mediar palabras le dispararon en la cabeza. A partir de ese momento, comenzó un calvario para sus familiares, quienes emprendieron una ardua búsqueda sin éxito, tanto en hospitales como en las morgues.

Luego de que los medios de comunicación conocieran el lamentablee caso, este lunes, en horas de la tarde, una prima del fallecido recibió una llamada de la delegación del Cicpc de El Paraíso, con la que le informaron que las pertenencias del occiso se encontraba en ese lugar. En tal sentido, familiares al llegar al sitio y encontraron tanto la moto como su documentación, además de un bolso con un litro de aceite y jabón de panela.

Cabe mencionar que Vallenilla dejó en orfandad a 7 hijos.

Comments

Comments are closed.