Un conductor de un bus de transporte público en Bogotá encontró hoy una serpiente boa ubicada en el motor del vehículo, informaron autoridades ambientales.

El hombre, que se disponía a hacer mantenimiento al bus, se llevó una sorpresa cuando destapó la cubierta y encontró al espécimen de más de un metro de largo sobre el motor.

La reacción del conductor fue llamar a las autoridades e informar sobre el inusual descubrimiento. La Policía Aminal arribó al lugar y se llevó a la serpiente.

“Recuperamos una boa de más de un metro de largo que estaba en el motor de un vehículo estacionado (…) se analizará su estado físico”, indicó la Secretaría de Ambiente de la ciudad en su cuenta de Twitter.

El animal está siendo chequeado por veterinarios para determinar su estado de salud y comenzar un proceso de rehabilitación, pues presumen que el animal fue separado de su hábitat para ser vendido.

Si bien las autoridades aún no saben cómo llegó el animal al vehículo, apuntan al tráfico ilegal de fauna como causa probable. Según cifras de la Alcaldía de la ciudad, en los últimos dos años se han rescatado 2.220 animales en sitios que no son su hábitat natural.

El hecho se produce días después de que una mujer fuera sorprendida en el céntrico municipio de Sogamoso paseando a su bebé en un coche, en el que también llevaba una serpiente cascabel. La mujer dijo que el animal iba a ser usado para “remedios curativos”.

De acuerdo con la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna, en Colombia son vendidas unas 1.500 especies al año, muchas de ellas en vía de extinción. DPA

Comments

Comments are closed.