Las autoridades de Arabia Saudita han detenido a un inmigrante egipcio por compartir desayuno con una de sus colegas en el lugar de trabajo. La información fue confirmada por el Ministerio de Trabajo.

El ministerio indicó en un comunicado que el propietario del hotel en el que trabajan los dos ha sido citado a declarar. El hotel se encuentra en La Meca.

Las regulaciones del Gobierno exigen que los puestos de trabajo cuenten con espacios separados para hombres y mujeres

Comments

Comments are closed.