La unidad de craqueo catalítico de la refinería Cardón, la segunda más grande de Venezuela, quedó fuera de servicio por fallas operacionales. 

Fuentes declararon a la agencia Reuters que fue hace dos días que la unidad quedó fuera de servicio.

“Ya venía fallando y se paró esta semana por problemas en la sala de controles básicos, que debe estar en bajas temperaturas y se dañó el aire. Aparte de eso hay una tarjeta de un compresor mala y todo eso se suma”, declaró el líder sindical Iván Freites.

 En agosto, la planta de Cardón, reanundó sus operaciones tras una reparación. La refinería es clave en la producción de gasolina.

 

Comments

Comments are closed.