La salud financiera de los clubes europeos nunca fue tan buena, reveló un estudio de la UEFA publicado este domingo y que muestra también que, por primera vez, el balance de los grandes clubes europeos arroja beneficios.

Hecho inédito, los clubes europeos cerraron el ejercicio de 2017 con un beneficio global de 600 millones de euros, cuando las pérdidas alcanzaron los 1.700 millones de euros en 2011, año de la introducción del ‘fair-play financiero’ (FPF), según un estudio de la UEFA que la AFP pudo consultar con detalle.

En 2016 las pérdidas globales de los clubes europeos alcanzaron los 300 millones de euros y fueron de 500 millones en 2015.

Estas cifras aparecen en una recopilación de los resultados financieros de los 718 clubes europeos de los campeonatos de primera división de las 54 federaciones de la UEFA.

Para el presidente del organismo europeo, Alexander Ceferin, estas cifras “demuestran claramente que el ‘fair play financiero’ funciona”.

“Esta nueva estabilidad es el resultado del trabajo llevado a cabo por la UEFA y sus federaciones miembro, que ha consistido en poner en marcha mecanismos de control de costes, lo que lleva a una mejor disciplina financiera”, añadió el presidente.

El FPF tiene como misión que los clubes que participan en competiciones continentales (Liga de Campeones o Europa League) no gasten más de lo que ingresan, no pudiendo sobrepasar los 30 millones de euros de déficit acumulado en periodos de tres años.

En el caso de incumplir esta regla, la UEFA puede sancionar a los clubes, desde una simple amonestación a la exclusión de las competiciones europeas o la imposibilidad de fichar nuevos jugadores.

Más de 20.000 millones de ingresos

El estudio revela igualmente que por primera vez los ingresos de los clubes sobrepasaron la barrera de los 20.000 millones, alcanzando los 20.100 millones en 2017, 1.600 más que un año antes.

Estos ingresos se han multiplicado por 7 en los últimos 20 años, gracias sobre todo al aumento de los derechos televisivos.

Si bien el salario de los jugadores siguen en fuerte aumento (+6,8% en 2017), este alza se ha compensado por el crecimiento aún mayor de los ingresos de los clubes (+8,9%).

Los buenos resultados de los clubes repercuten en la buena salud financiera de los campeonatos: 29 de las 54 ligas de primera división estudiadas cerraron con beneficio, por solo 8 en 2011.

País por país y por primera vez, los clubes italianos cerraron mayoritariamente con beneficios: 12 de los 20 equipos de la Serie A tuvieron superávit en 2017.

La Liga española vivió un segundo año consecutivo de “resultados financieros impresionantes”: 18 de los 20 clubes cerraron con beneficios gracias a un incremento de los ingresos de 363 millones de euros como consecuencia del crecimiento de los derechos de televisión (+313 millones de euros).

La Ligue 1 francesa registró “un aumento de los ingresos de 154 millones de euros (+10%)”, gracias también a los derechos audiovisuales (115 millones de euros), con los que 15 de los 20 clubes de la máxima categoría cerraron en positivo.

En cuanto a la Premier League inglesa, conoce “ingresos y rentabilidad récords, gracias a un control de los salarios”. Los ingresos crecieron 452 millones de euros (+9%) por el nuevo contrato de televisión.

PSG en el punto de mira

Pese a esta cifras, la UEFA “no se duerme en los laureles” y recuerda que ha reforzado “las reglas del FPF para el ciclo 2018-2021, para una mayor transparencia y armonización de las reglas contables”.

Así, en materia de traspasos, la Instancia de Control Financiero de los Clubes (ICFC) podrá intervenir si un club sobrepasa los 100 millones de euros entre las compras y las ventas de los jugadores.

En virtud de las reglas del FPF, varios clubes están actualmente en el punto de mira de la UEFA, especialmente París SG y AC Milan.

Tras romper el mercado en el verano (boreal) de 2017 con los dos fichajes más caros de la historia (Neymar por 222 millones y Kylian Mbappé por 135+45), el PSG fue investigado por la UEFA.

El pasado 13 de junio, la ICFC decidió no sancionar al club francés, aunque en julio esta instancia acudió a la Cámara de Enjuiciamiento para que se volviese a examinar el dosier parisino.

Interrogado por la AFP, un portavoz de la UEFA indicó este domingo que no podía “especular” y que no estaba “en medida” de decir cuánto puede tardarse en reexaminar el caso y las posibles sanciones que se puedan decidir contra el PSG.

AFP

Comments

Comments are closed.