Muchos venezolanos que llegan a Colombia son trasladados a refugios, dado que no tienen en dónde quedarse. El espacio más grande del interior de Colombia recibe a 200 caminantes diarios y protege de las bajas temperaturas a los venezolanos que se resguardan en el lugar.

Según reseñó Blu Radio, una familia de venezolanos que llegó a Tunja, en Colombia, indicó que son 20 personas, incluyendo menores de edad. “Venimos del estado Trujillo, en Venezuela, y partimos desde Cúcuta el lunes. El camino fue difícil, me vine porque estuve una semana comiendo yuca con sal con mis hijas y creo que esto es injusto con ellas“.

Por su parte, Anny Delgado, una joven venezolana que es una de las principales colaboradoras del hogar de paso ‘El Divino Niño’, en cercanías del terminal de transportes de la capital boyacense, destacó que desde la madrugada de este viernes “estamos atendiendo personas, llegaron otras 23 personas que gracias a la Policía o a los taxistas se han orientado y llegaron hasta acá. Así como llegan muchas donaciones, nos llega una cantidad extrema de personas”.

En la ciudad de Tunja la temperatura es de 8 grados centígrados y solo un café bien caliente puede lidiar con el clima. Cabe destacar esa localidad es una parada necesaria. Además, se encuentra el refugio más grande en el interior de Colombia.

Un grupo de venezolanos es quien se encarga de atender a sus paisanos, quienes buscan asentarse al sur de la nación neogranadina o pasar hacia Ecuador y Perú.

Uno de los jóvenes que está en el refugió aseveró que “nos salieron ampollas, chamo, en todos los pies, los compañeros con los que vinimos nos salieron ampollas. Tenemos los pies destruidos, agotados, cansados un poco, pero agarrando fuerzas para coger camino“.

Comments

Comments are closed.