El metabolismo influye sobre el cuerpo humano, puesto que es el que ayuda a quemar grasa y por ende perder peso. Si éste es lento, el proceso de reducción de kilos es mucho más tardío.

Según reseñó el diario El Confidencial, el metabolismo ayuda a que el organismo obtenga energía para realizar todas sus funciones y se mantenga en perfectas condiciones todos los días.

Conchita Vidales, médico especialista en Nutrición y directora de Nutrimedic, precisó que “la genética tiene que ver, por supuesto, con nuestro metabolismo. Muchos genes están relacionados con nuestra manera de quemar, de metabolizar las grasas y los azúcares. Pero tener un metabolismo u otro puede deberse también a factores digestivos, hormonales o simplemente inflamatorios. Si corregimos estos factores, que no dependen de la determinación genética, conseguiremos tener un metabolismo más activo“.

Para acelerar el metabolismo es necesario cambiar ciertos hábitos alimenticios e incorporar una rutina de ejercicios. La especialista recomendó que “para metabolismos lentos es siempre fraccionar la dieta en pequeñas tomas a lo largo del día. Lo ideal sería hacer un desayuno, dos medias mañanas (o al menos una media mañana), comida, dos medias tardes y una cena ligera. Si la cena la hemos hecho temprano, antes de ir a la cama podemos incluso hacer una pequeña colación, tomar algo para que durante la noche los niveles de azúcar se mantengan estabilizados hasta la mañana”.

Es importante que en la mañana se consuma un buen desayuno, el cual debe contener proteínas y carbohidratos en forma de frutas, pan o cereal. Posteriormente, durante el día la ingesta de alimentos debe ser equilibrada y la cena ligera, pudiendo consumir pescado o huevos.

Especialistas manifestaron que otra forma de acelerar el metabolismo, junto a una dieta balanceada, es comer frutos rojos, té verde, té blanco on té azul. Es importante realizar actividad física, puesto que “cuanto más activos seamos, mejor”.

Comments

Comments are closed.