El juez de la Audiencia Nacional, Diego de Egea, acordó, este viernes, sobreseer provisionalmente la investigación sobre las grabaciones encontradas a la ex amiga del rey Juan Carlos I, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en las que reconocía ser una de las testaferros del monarca ex español.

En este sentido, Egea argumentó que la única “base”de los hechos que se le imputan a Juan Carlos, es el relato que hace la alemana Corinna, “naturalmente deducidos del desarrollo de la relación de amistad entre ambos”, según reseñó el portal web de la Vanguardia.

Por lo que se estima, que la ruptura de la relación pudo haber motivado el relato de hechos en contra de Juan Carlos, ya que en los documentos localizados, no se halló ningún dato que pueda revelar y argumentar las acusaciones relatadas por Corinna.

Por lo que el juez de la Audiencia Nacional, destacó que la contestación remitida por la Unidad Antifraude de la Agencia Tributaria sobre la titularidad de cuentas del ex monarca ibérico.

Aunque la Fiscalía Anticorrupción había solicitado el archivo de la pieza al no existir a día de hoy datos suficientes para seguir con la investigación. La ex amiga de Juan Carlos, tampoco presenta pruebas adicionales que amparen su declaración.

Comments

Comments are closed.