Un “peculiar” micro organismo patógeno que es potencialmente fatal y además resistente a todos los antibióticos, se ha esparcidos por hospitales de todos el mundo, sugiere una investigación de un equipo de expertos de la Universidad de Melbourne (Australia).

El estudio, que fue publicado el pasado de 3 de septiembre mediante la revista Nature Microbiology, se basó en el análisis de muestras recogidas en al menos 78 instituciones médicas de 10 países diferentes. Dicha investigación permitió que un grupo de expertos pudiera detectar en los nosocomios la presencia del microbio denominado Staphylococcus Epidermis, mejor conocido como S. epidemia, el cual surgió hace unas décadas y ha llegado a esparcirse rapidamente a nivel global.

Un huésped de la piel

La bacteria “suele colonizar la piel” y “no necesariamente lleva a una infección”. Sin embargo, “en una cantidad reducida de personas, puede provocar infecciones serias e invasoras”, las cuales “requieren de tratamientos completos”, explicó Ben Howden, quien es el autor principal del trabajo, reseñó Russia Today.

El S. epidermis es un pariente de la “superbacteria” Estafilococo aureus, un virus que es resistente a la meticilina (SARM) y ha desarrollado una resistencia a la mayoría de los antibióticos que se utilizan para combatir este tipo de infecciones, aunque generalmente no afecta a la mayoría de las personas.

No obstante, puede significar un peligro potencialmente severo que puede ser hasta letal hacia pacientes que tengan el sistema inmunológico debilitado, así como también para aquellos que se encuentran en recuperación después de una cirugía o que tiene implantes médicos como catéteres y articulaciones artificiales.

Por otro lado, el estudio indicó que las prácticas hospitalarias, incluyendo la prescripción inapropiada de antibióticos en las unidades de cuidados intensivos, “pueden haber impulsado la evolución de este organismo”, cuyo potencial contaminante fue subestimado en su momento, “hacia infección potenciales incurables”.

Evolución de cepas resistentes

“El uso de más y más antibióticos, acarrea la aparición de nuevas bacterias resistentes a los fármacos”, finalizó Howden, advirtiendo a su vez que “ con todas las bacterias presentes en los hospitalarios, estamos impulsado cepas más resistentes”.

Comments

Comments are closed.