El grupo terrorista que estuvo vinculado con los atentados en Barcelona y Cambrils el año pasado, tenía como finalidad “derrumbar la Sagrada Familia“.

Según reseñó el diario La Vanguardia, unos audios de los interrogatorios en la Audiencia Nacional a los yihadistas detenidos precisaron que el objetivo era la basílica.

Los terroristas dieron detalles de los planes pero ante solicitaron protección para sus familiares y “una condena corta en una cárcel con gente normal“. Igualmente, apuntaron que el culpable de lo ocurrido es Abdelbaki Es Satty, quien les “lavó el cerebro”.

Mohammed Huoli Chemlal detalló que la célula terrorista se conformó hace dos años, cuando Abdelbaki Es Satty se convirtió en imán de Ripoll. Dijo que se vinculó más con Younes Abouyaqouub, el conductor de la furgoneta, y Mohammed Hichamy, abatido en Cambrils.

Los interrogatorios se realizaron durante varios días hasta que informó que quería destruir la Sagrada Familia, en Barcerlona, España. “Nos sentaron en un banco y nos dijeron que lo que querían hacer era derrumbar la Sagrada Familia y que teníamos que estar con ellos. Pensamos que eran habladurías, ¿quién la va a poder derrumbar? Y menos unos chicos normales como nosotros”, sumó.

Aunque no estaba claro cómo atentarían contra la obra, acumularon bombonas de butano. Al percatarse que era en serio la acción criminal que cometería, Huoli Chemlal reveló que tuvo miedo y quería claudicar, pero temía que lo asesinaran, por lo que durmió fuera de la casa donde tenían los artefactos explosivos para evitar represalias.

Comments

Comments are closed.