Un grupo de migrantes venezolanos que salió de Barquisimeto hasta Colombia, en el tránsito de Cúcuta a Pereira, en la vía de Los Vados, recibieron refrigerios por parte del Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, según reseñó el diario La Opinión de Cúcuta.

En este sentido, el párroco señaló que la ayuda para los venezolanos se debe a la unión de ocho iglesias de la zona quienes aportan algo de comida. Además indicó que pondrá a la Diócesis de Cúcuta para que migrantes tengan un poco de descanso en el trayecto.

“Vimos la necesidad urgente de atender a los caminantes, que según las autoridades, son entre mil y 1.500 diariamente. Por eso estamos ayudando de manera generosa desde este pequeño sitio que está junto al camino y vamos a comenzar a distribuir un refrigerio para el camino, para que puedan tener lo necesario en este drama humano que están viviendo”, dijo el monseñor.

En este sentido, agregó que gracias a la divina providencia se ha logrado mostrar la cara bonita de Cúcuta. “Tenemos 500 voluntarios entre hombres y mujeres que distribuyen la comida; esto es solidaridad, entrega y disponibilidad de ayudar. Venezuela acogió gente nuestra en momentos muy difíciles, ahora les tenemos que devolver a los venezolanos ese gran cariño que les tenemos”.

Ante tal gesto, cientos de migrantes venezolanos han mostrado su agradecimiento, quienes consideran el apoyo por parte de la iglesia cucuteña como un aliento para seguir adelante.

Comments

Comments are closed.