Si hasta los momentos no has podido bajar de peso, aquí expertos en la materia te dicen qué hacer para obtener buenos resultados.

Según Miguel Santiago, especialista en medicina deportiva, del Policlínico HM Matogrande en A Coruña, María Jesús Núñez, directora médica de Healthing, un centro de salud deportiva integral en Madrid, y Luis Maicas, gestor de Proyectos en la Escuela de Sanidad y Salud de MasterD, nos dan esos consejos para mejorar nuestra salud.

PUNTO DE PARTIDA

En ese sentido, indican que, hay que medir la frecuencia cardíaca, el consumo de oxígeno, y la capacidad aeróbica y la anaeróbica. Es bien sabido, que como todo, lo que no se mide, no se puede controlar, y es por ello que, Núñez, asevera que para poder realizar una buena rutina de ejercicios, hay que conocer primero la capacidad física de cada quien.

MEDIR EL CORAZÓN

“Es el encargado de bombear la sangre a los músculos para que estos realicen su trabajo”, dice Santiago.

Por otro lado, Núñez expone que, “en reposo, la frecuencia cardíaca es baja, siempre inferior a 100 lpm. Durante el ejercicio, aumenta acorde a la intensidad: si se camina, estará entre 80 y 120 y, si realizamos un sprint, se podría elevar a 190. Niños y adolescentes pueden sobrepasar los 210 en máximo esfuerzo y de forma puntual. Y las mujeres suelen tener pulsaciones mayores a las de los varones”, añadiendo que también va a depender de la actividad física que se realice.

También, manifiesta que la estructiura del corazón, forma parte fundamental de la rutina, “si siempre se ha practicado ejercicio de larga distancia, el corazón será diesel: con la frecuencia cardíaca baja en reposo por un corazón grande, que permite hacer ejercicio durante mucho tiempo y con pulsos relativamente bajos en comparación con la población general”, aclaró concluyendo que se debe mejorar la frecuencia de los latidos del corazón, ya que con los años van disminuyendo, reseñó El País de España, en su sección Buena Vida.

Comments

Comments are closed.