Tener la cédula de identidad laminada y la libreta de actualización bancaria no es suficiente para certificar la identidad de la persona y cobrar su pensión como jubilado del Seguro Social, sino que además no hayan perdido su huella dactilar por desgaste o edad, y ese es uno de los problemas que se han venido presentando entre los adultos mayores en las sedes de los bancos públicos y privados de Venezuela

Adultos mayores han venido presentando fallas con sus huellas dactilares que no les han permitido cobrar su pensión al momento y deben esperar la autorización del gerente de la sucursal de la entidad bancaria y luego el permiso de la Gerencia de la estación central del mismo banco, reportó en una nota el portal Últimas Noticias.

Dicha espera puede tardar como mínimo dos horas y hasta más para que puedan obtener los 900 Bolívares Soberanos que según los mismos pensionado están entregando las sucursales bancarias.

Comments

Comments are closed.