Twitter no opera en base a “ideología política”, afirmó el miércoles su presidente ejecutivo, Jack Dorsey, en una declaración ante legisladores de Estados Unidos en la que rechazó acusaciones de ser tendenciosa contra los conservadores y explicó que la plataforma estaba “poco preparada” para la manipulación de las redes sociales.

“Twitter no utiliza ideología política en la forma en la que toma las decisiones, ya sea en relación con la clasificación del contenido de nuestro servicio o en cómo aplicamos nuestras normas”, indicó Dorsey en una comparecencia en el Congreso estadounidense.

“Nosotros creemos firmemente en la imparcialidad y nos esforzamos para reforzar nuestras normas de imparcialidad”, agregó el ejecutivo de la red social.

La declaración de Dorsey se produce después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, acusó a los gigantes de la tecnología de “censura” y de suprimir las opiniones conservadoras.

“No estamos orgullosos de cómo el intercambio libre y abierto ha sido manipulado y utilizado para distraer y dividir a las personas y a nuestra nación”, afirmó a los senadores. “Nos hemos encontrado poco preparados y mal equipados para la inmensidad de problemas que hemos reconocido”, dijo.

Dorsey compareció ante el Comité de Inteligencia del Senado sobre las acusaciones de injerencia extranjera en las campañas electorales mediante las redes sociales y afirmó que la plataforma estaba pensada para ser como una “plaza pública” pero que no fue capaz de manejar los “abusos, el acoso, los ejércitos de ‘trolls’, la propaganda de los bots (cuentas automáticas)”.

El fundador de Twitter también comparecerá en la tarde ante la Cámara de Representantes para responder a las acusaciones de ser parcial lastrando a los republicanos.

Twitter y Facebook defienden sus esfuerzos para evitar injerencia en comicios

Por otro lado, tanto la responsable de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg, como el director general de Twitter, Jack Dorsey, aseguraron que sus compañías están mejor preparadas para afrontar la injerencia extranjera de cara a los comicios legislativos que celebrará el país en noviembre.

En este sentido, Sandberg y Dorsey defendieron sus esfuerzos ante el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense, casi un año después de que sus empresas corroboraran ante la misma comisión que Rusia usó cuentas de sus redes para difundir mensajes políticos divisorios con objeto de influir en las elecciones presidenciales de 2016.

En su aparición ante el Congreso, Sandberg reconoció hoy que la respuesta de Facebook a la campaña de desinformación rusa, confirmada por los servicios de inteligencia estadounidenses, fue demasiado lenta.

“Fuimos demasiado lentos para detectar esto y demasiado lentos para actuar”, dijo Sandberg en su declaración de apertura.

“Eso es culpa nuestra. Esta interferencia fue completamente inaceptable, violó los valores de nuestra empresa y del país que amamos“, reiteró.

Sandberg destacó los intensos esfuerzos de seguridad que la red social ha lanzado desde los comicios presidenciales de 2016, y subrayó que Facebook está decidido a combatir cualquier esfuerzo futuro de interferencia.

Destacó que la prioridad de Facebook es identificar y cerrar cuentas falsas e hizo hincapié en los esfuerzos de la compañía contra las noticias falsas y para aumentar la transparencia en la publicidad.

“Estos pasos no detendrán a todos los que intenten jugar con el sistema, pero lo harán mucho más difícil“, indicó Sandberg.

Por su parte, Dorsey confesó ante los legisladores que en Twitter no estaban “preparados” ni “equipados” para “la inmensidad de problemas” que han “reconocido”.

“El abuso, el hostigamiento, los ejércitos de troles (boicoteadores), la propaganda a través de robots y la coordinación humana, las campañas de desinformación y las burbujas divisorias: esa no es una plaza pública saludable”, consideró el director de Twitter.

“Los cambios requeridos no serán rápidos ni fáciles”, continuó, al tiempo que se comprometió a lograr las modificaciones necesarias para proteger a los usuarios.

EEUU investigará a gigantes de internet por posible sesgo ideológico

No obstante, el gobierno de Estados Unidos anunció este miércoles una posible acción legal contra los gigantes de las redes sociales por las sospechas de posición dominante y de sesgo político.

Una declaración del Departamento de Justicia indicó que el fiscal general, Jeff Sessions, “convocó a una reunión con varios procuradores generales este mes para discutir la creciente preocupación de que estas compañías puedan estar perjudicando la (libre) competencia y sofocando intencionalmente el libre intercambio de ideas en sus plataformas”.

Hace pocos días el presidente, Donald Trump, acusó a las grandes firmas tecnológicas de censurar y reprimir a las voces conservadoras en favor de las opiniones progresistas, alegaciones que las empresas negaron rotundamente.

La breve declaración del Departamento de Justicia, que se produjo al final de una audiencia en el Senado con altos ejecutivos de las redes sociales Facebook y Twitter, no ofreció pistas sobre si los funcionarios estaban considerando una investigación antimonopolio o alguna forma de acción reguladora.

Analistas de la industria tecnológica dicen que hay poca evidencia de que las firmas de internet estén filtrando contenido por razones políticas, pero que las compañías tendrían protecciones constitucionales contra cualquier esfuerzo gubernamental para regular sus algoritmos.

El martes, el presidente de la agencia federal reguladora de la comunicaciones, Ajit Pai, reclamó a las empresas de Silicon Valley que brinden más transparencia sobre cómo operan, lo que aumenta la posibilidad de regulaciones más estrictas.

“Tenemos que pensar seriamente si ha llegado el momento de que estas empresas cumplan con las nuevas obligaciones de transparencia”, sostuvo Pai en una publicación de un blog.

Con información de Agencias.

Comments

Comments are closed.