Sadio Mané, uno de los futbolistas más destacados del Liverpool, es noticia en las redes sociales pero no por su desempeño en las canchas sino por su lado más humano, humilde y amable.

Tras un partido de su equipo, el jugador se desplazó hasta la mezquita Al-Rahma de Mulgrave Street a la que acude con frecuencia para orar y ayudó a limpiar los baños de la misma, reseñó el diario AS.

Este video publicado por el usuario @khalillaher se ha convertido en viral consiguiendo sobrepasar los 10.000 retuits y los 20.000 likes en menos de 48 horas.

Mané es devoto musulmán y celebra sus goles arrodillándose ante Alá: “La religión es muy importante para mí. Respeto las reglas del Islam y rezo cinco veces al día, siempre”, explicó.

Comments

Comments are closed.