El aumento del salario mínimo fijado en 1.800 bolívares soberanos afectará gravemente el inicio de las actividades escolares al igual que al sector privado, advirtió el presidente de la Asociación de Institutos Educativos Privados, Fausto Romeo.

La situación se dificulta al aumentar la incertidumbre por parte de los padres y representantes de no conocer “cuánto dinero van a ganar”, puesto que “la mayoría viene del sector público”, asegurando que “ese limbo también afecta al sector privado”, aseguró el presidente durante el programa de César Miguel Rondón, transmitido por Unión Radio, según recoge diario El Universal.

El próximo 17 de septiembre las instituciones abrirán sus puertas y no podrán recibir a los estudiantes sin antes haber cancelado. El problema es que todavía se desconoce el monto de las matrículas.

Otro de los problemas críticos es la fuga de profesores al exterior, como consecuencia de la crisis económica lo que ha mermado la calidad del servicio desde hace varios años.

“Cuando en enero hablábamos de que los pupitres estaban fríos por la falta de estudiantes, pues ahora son los pizarrones que van a estar congelados por la ausencia de docentes, y esa situación acrecienta más la dificultad para poder arrancar con una calidad educativa sin desmejorarla”, sentenció Romeo.

En consecuencia, cerca de 400 colegios han cerrado sus puertas. Romeo instó a las instituciones “a participar dentro de una asociación de colegios”, puesto que la mayoría se han visto afectados “porque no están afiliados a una organización”.

Además, recordó que hay tres organizaciones que agrupan instituciones educativas privadas, y enfatizó que la idea es “tener una matriz de opinión” para tener un conocimiento más amplio sobre las mejores que se deben realizar en el sistema.

El presidente de la Asociación expuso que “desde el 2015 no hay memoria y cuenta en este país” sobre el estado del sistema educativo. El Ministerio de Educación ha divulgado algunas cifras, sin embargo, Romeo cuestiona la veracidad de las mismas.

Por su parte, el presidente de la Asamblea de Educación, Tulio Ramírez, dijo en alusión al nombramiento de Aristóbulo Istúriz como el nuevo ministro de Educación, que se continuará reforzando la política del Gobierno en materia educativa.

Para Ramírez el objetivo de las políticas es “la ideologización a través de los intentos de implantar nuevos currículos; colocar la escuela pública como cabeza de playa para que intervengan los consejos comunales en la vida diaria escolar, y la asfixia a la educación privada”.

Comments

Comments are closed.