Aitor ‘Gallo’ Francesena tiene una enfermedad degenerativa en los ojos, por lo que perdió a los 14 años la visión en el ojo derecho y en el 2011 se quedó completamente ciego tras un accidente en el mar, sin embargo, este hombre es un ejemplo de superación ya que a pesar de las adversidades sigue practicando sus dos grandes pasiones: el surf y la enseñanza en Zarautz, España.

Vía Euronews

Comments

Comments are closed.