El economista y diputado de la Asamblea Nacional (AN), José Guerra, aseguró que el incremento del encaje legal en un 100%, decretado por el Gobierno Nacional, tiene implicaciones importantes en cuanto al otorgamiento de créditos de la banca pública y privada.

“El encaje legal es un porcentaje de los depósitos que la banca recibe, que obligatoriamente tienen que ir al Banco Central de Venezuela (BCV) y congelarse en el Banco Central, no se pueden prestar y la banca no puede hacer uso de esa plata”, explicó en asambleísta.

En este sentido, aseveró que el aumento del encaje tiene como propósito fundamental restringir la concesión de créditos por parte de la banca a las personas solicitantes.

“El incremento del encaje legal afecta a los bancos porque el negocio de los bancos es prestar dinero y si ahora van a prestar mucho menos, les van a afectar la intermediación financiera”, aseguró.

De igual manera, sentenció que dicho aumento legan “no va a ayudar en nada a la inflación”, puesto que la inflación obedece a factores arraigados al gasto público, y si no se contienen dichos gastos, no “hay manera de que el encaje legal pueda reducir la inflación”.

Asimismo, agregó que “el dinero que va a ir a encaje legal es el que ingrese a los bancos a partir el 01 de septiembre. Esa plata no se puede prestar, se va a quedar congelada en el Banco Central”, alegó, según lo reseñado por 2001.

Con respecto a los efectos sobre los créditos ya asignados, el diputado indicó que “si la tasa de interés sube, evidentemente va a afectar a los créditos que ya están concedidos, pero el problema está en que la capacidad de la banca para generar nuevos créditos está o va a estar severamente limitada. Generalmente va a subir la tasa de interés”.

“El Objetivo de haber puesto el encaje legal al 100% es que la banca no siga prestando plata, porque ellos (Gobierno) piensan que si la banca presta plata eso va a comprar dólares”, comentó.

Por su parte, el economista venezolano, Asdrúbal Oliveros, realizó un llamado a la población ante los rumores de que la banca no podrá otorgar más créditos.

“La medida lejos de eliminar o restringir los créditos, obliga a los bancos a ser más eficientes en la entrega de los mismos para no incrementar sus reservas excedentarias en el Banco Central de Venezuela (BCV)”, explicó.

Mientras que el director de Econométrica, Henkel García, indicó que la disposición del Banco Central de Venezuela de elevar el encaje legal al 100% de los depósitos supone una restricción agresiva del crédito bancario, lo cual afectará a los clientes que esperaban que aumentara el límite de sus tarjetas de crédito para sobrellevar la hiperinflación que enfrenta el país.

“Esto nos lleva a la interpretación original, es decir, la de una restricción agresiva del crédito bancario. Un pastel de proporciones importantes. Es probable que la resolución esté mal redactada”, expresó el economista.

“Según entiendo, toda la descomunal masa monetaria que creará el gobierno y el BCV quedará en un estatus denominado ‘encaje especial’, el cual no podrá ser llevado a encaje legal, y por tanto no serviría para expandir el crédito. En otras palabras, no habrá creación adicional de dinero bancario (créditos), solo te prestarán el mismo monto que te habían prestado previo al 31/08/2018. Todo este invento monetario es para que el nuevo salario mínimo no pierda poder de compra”, agregó, al tiempo que aseveró que dicha medida también afectaría a las empresas privadas, ya que las mismas dependerán del financiamiento de los accionistas para subsistir.

Comments

Comments are closed.