El economista venezolano Asdrúbal Oliveros dijo este martes que la resolución sobre el encaje bancario no representa “ni la muerte del crédito ni el colapso total del sistema financiero”.

En un par de tuits publicado en su cuenta en Twitter, Oliveros explicó que “la resolución establece que el encaje de 100 % aplica sobre la variación de las reservas excedentarias al cierre de agosto. Las reservas excedentarias puede entenderse como recursos ociosos que tiene la banca y que deben colocar en una cuenta en el BCV. La banca genera recursos ociosos por el descalce entre las captaciones (depósitos) y su capacidad para prestar (créditos) porque está limitada por su índice patrimonial, gavetas, análisis de riesgo y contracción de la economía”.

Oliveros expuso que gran parte de esos recursos alimentaban el mercado de préstamos de bancos, “algo normal en el sistema financiero”.

Algo poco comentado, es que está medida puede afectar la dinámica de este mercado”, indicó.

“Si a partir de septiembre, todo incremento en estos recursos ociosos es retenido (encajado), lo que la banca va a buscar es intentar en la medida que pueda, prestar de la mejor forma posible o, desprenderse de fondos. Mejorando hasta cierto límite la intermediación financiera. Como puede verse, la resolución provoca un efecto distinto a lo que los hacedores de política económica buscan o lo que dijeron en sus declaraciones: limitar el crédito ‘especulativo’, ese que se usa para hacer cobertura”, precisó.

“De esta forma, mientras la resolución no sea modificada, (algo que no extrañaría dado el gobierno que tenemos), no necesariamente representa ni la muerte del crédito ni el colapso total del sistema financiero. Eso sí, obliga a la banca a ser más eficiente y rápida”, agregó.

Por último, indicó que es  “muy probable” que tras esta resolución, el Gobierno busque incrementar la colocación de títulos públicos en la banca privada. “Ese incentivo se da con el fin de no tener recursos ociosos inmovilizados en el BCV”. 

Comments

Comments are closed.