La tecnología nos ha hecho vivir nuestro día a día pegados a alguna pantalla. Celulares, tabletas, computadoras podrían poner en riesgo el bienestar de nuestros ojos.

Ante esto debemos evitar los excesos y protegernos de los efectos colaterales. José García Caruta, jefe de Oftalmología del Hospital Vall d’Hebron, aconseja mantener las pantallas a una distancia prudente, nunca demasiado cerca de los ojos, y en posición vertical.

También recomienda, en la medida de lo posible, evitar la exposición a la luz azul. Según lo reseñado por El Periódico, el uso de aplicaciones o protectores especiales para las pantallas ayudan a cuidar nuestra visión.

El doctor recuerda que cada persona debe utilizar siempre los lentes indicados, con la graduación adecuada, y, cuando sea necesario, usar lágrimas artificiales.

Otra recomendación que da es “tomarse un descanso de las pantallas y mirar a un punto lejano durante unos minutos”.

Debemos disminuir la dificultad del trabajo de nuestros ojos, por lo que podemos adaptar el brillo, regular el color de la pantalla e incluso aumentar el tamaño de los textos en nuestras pantallas.

Comments

Comments are closed.