La meta del Atlético de Madrid para esta nueva temporada es alzarse con el trofeo de la UEFA Champions League, que se le ha resistido en las dos últimas ocaciones ante el Real Madrid, pero que este año tiene un sentido especial ya que la final se disputará en su propio estadio: el Wanda Metropolitano.

Para esto, el club rojiblanco se ha gastado 123,5 millones de euros reforzando una plantilla que es liderada también por Antoine Griezmann, Diego Godín, Lucas Hernández y José María Giménez. Un desembolso que la entidad va a financiar gracias a un nuevo crédito concedido por el magnate mexicano Carlos Slim.

Según han confirmado fuentes de la directiva del club colchonero, el Atlético de Madrid ya tiene el visto bueno de Inbursa, el banco propiedad de Slim y participado asimismo por La Caixa, para rubricar la concesión de un préstamo de 200 millones de euros. Esta nueva línea de financiación, que se viene negociando desde hace cinco meses, sustituye a la anterior otorgada por el mismo grupo bancario mexicano, pero que hasta la fecha ascendía a 163 millones y vencía en 2021.

De acuerdo a lo reseñado en El Confidencial, ambas partes acordaron ampliar el crédito en 40 millones y extender la amortización en 10 años, a razón de 20 millones por temporada.

Vale resaltar que con este nuevo préstamo, la deuda del equipo español superará los 600 millones de euros, cifra que la institución quiere reducir con la venta de los terrenos del antiguo Vicente Calderón.

Como garantía del crédito, Inbursa se quedará con los contratos de televisión, estimados en unos 58 millones de euros, y los ingresos de ‘ticketing’ (entradas y abonos al estadio), que en la temporada 2016-2017 fueron de 14,5 millones, así como los derechos urbanísticos de la Operación Mahou Vicente Calderón.

Comments

Comments are closed.